Culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis)

Identificación
Es un ofidio que no suele superar los 150 cm. Su cabeza es pequeña pero ancha, su cuerpo cilíndrico y su cola larga. El color del dorso suele ser blanquecino o amarillento, y presenta manchas oscuras de forma redondeada normalmente, dispuestas regularmente, existiendo en los costados manchas de color y forma similar, pero más pequeñas. Su vientre es de color rojizo o anaranjado, pudiendo aparecer manchas oscuras.
Su rasgo identificativo es la presencia de una mancha oscura detrás de la cabeza en forma de U o de V con el vértice hacia delante. Se diferencia de otras especies similares por presentar una hilera de pequeñas escamas entre el ojo y las supralabiales.

Biología
Suele ser más activa por el día.  Los ejemplares recién nacidos y juveniles se alimentan de artrópodos, los subadultos de lagartijas y salamanquesas y los ejemplares adultos se alimentan de roedores, ciertas aves…
Es muy rápida y posee una gran habilidad trepadora. Acecha a sus presas, y cuando las captura las mata por constricción, empezando la deglución normalmente por la cabeza.

Situación
En la península ibérica está restringida a casi la mitad meridional, a zonas secas y soleadas, prefiriendo zonas de matorral y pedregales, aunque también zonas de cultivo. Al igual que el resto de ofidios, la mayoría de los seres humanos creen que son peligrosas para el ser humano, pensando que todos son venenosos. En este caso, este ofidio no es venenoso, y además es víctima del uso de herbicidas, de atropellos…

LAURA COUQUE LEAL

 

Esta entrada fue publicada en Biodiversidad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>