Galápago leproso (Mauremys leprosa)

P1000596bb

Descripción: Pardo grisáceo o verdoso, aunque su color es variable. Se puede confundir con el galápago europeo, aunque el leproso suele ser menos oscuro y tener unas líneas características en el cuello, pero principalmente se diferencia por las patentes placas inguinales en la parte inferior del caparazón.

Las hembras son más grandes que los machos.

Costumbres y hábitat: Se encuentra presente tanto en charcos pequeños y riachuelos como en masas de agua mucho más extensas como pantanos o grandes ríos hasta los 1000 m de altitud. Su variabilidad de hábitats se debe en parte a que tolera ciertos niveles de contaminación y salinidad.

Generalidades: Su área de distribución es casi toda la península, coincidiendo en gran parte con la del galápago europeo, además, su hábitat y alimentación son muy similares, por lo que compiten por el mismo nicho. Pero su principal competidor es la tortuga de Florida, mucho más voraz y agresiva, que desde su introducción en la Península Ibérica, ha desplazado de nuestros ríos, fortuita y contundentemente, al galápago español por excelencia.

¿Cómo podemos ayudar a su conservación?

Estas tortugas americanas han terminado en nuestros ríos cuando fueron liberadas al medio natural (bien a través del alcantarillado público o directamente al medio acuático), después de ser compradas como “animal de compañía” y más tarde, querer deshacerse de ellas por aburrimiento o porque se han hecho más grandes de lo deseado. El verdadero problema radica en que se han establecido rápidamente poblaciones reproductoras por toda la península y están desplazando a los galápagos autóctonos.

Así que si queremos conservar la biodiversidad faunísitca autóctona, por favor, pensemos seriamente en las consecuencias de nuestras acciones.

Una medida eficaz sería la elaboración e inclusión de Trachemys scripta en el Catálogo de especies exóticas invasoras (como permite la actual Ley 42/2007), con el fin de prohibir la posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos, de sus restos o propágulos, incluyendo el comercio exterior.

Mediante la detección temprana de estos animales, se puede proceder a la ejecución de un plan de extracción de individuos del medio natural, que mediante un seguimiento y evaluación posterior, podría erradicar la invasión.

Seila Lopez Quintales

Esta entrada fue publicada en Biodiversidad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Galápago leproso (Mauremys leprosa)

  1. SANDRA dijo:

    hola me llamo sandra os escribo por que nos encontramos un galapago leproso por la carretera , y se que estan prohibidos tenerlos , el caso es que e oido que ay una asociacion que se encargan de ayudarlas a vivir en su habitad, para asi volverlas a soltar , y me gustaria ayudarla , aunque parece que a tenido que vivir con gente por que nos sigue, come dandoselo nosotros, se deja tocar, cojerla, etc .Se que son de rios pantanos y eso, pero me da pena soltarla por que sela ve muy casera , me gustaria dar con alguien que pueda ayudarla a valerse por si misma , ahora mismo esta asus anchas, tengo otras tortugas de florida y no se hacen nada ella sale de la charca k tengo y se mete sola cuando kiere. me gustaria que me ayudaran , para que ella estubieran con mas de los suyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>